¡ENVÍOS GRATIS SIEMPRE!
TLF: 956 74 10 90 / Lunes a Jueves 10:00 – 19:00 y Viernes: 10:00 a 13:00
BLACKDAYS – 25% dto. en invitaciones y papelería de boda hasta el domingo 1/12 – Cupón SUPERBLACK
¡ENVÍOS GRATIS SIEMPRE!
10% DE DESCUENTO EN INVITACIONES HASTA EL DOMINGO – CUPÓN: BODAPIX10
errores en la organización de una boda

10 errores en la organización de una boda

Nadie dijo que organizar una boda sea tarea fácil, ¡una no se casa todos los días! De hecho, es muy común tener descuidos durante este proceso. En Bodapix queremos que sepas cuáles son los 10 errores en la organización de una boda para que puedas evitarlos a toda costa y tener la boda que siempre soñaste 😊.

1. Reservar la iglesia/ ayuntamiento sin saber si existe disponibilidad en el lugar de celebración

Puede parecer algo súper obvio, pero no es la primera vez (¡ni la última!) que pasa. Si tenéis muy claro dónde os queréis casar y el lugar de celebración, haced todo lo posible para cuadrarlo. Muchos salones, bodegas, fincas, etc. te dan como solución bloquear el día unas 24 horas, el tiempo suficiente para que vayas a la iglesia o ayuntamiento y reserves el día.

lista de errores al organizar una boda

2. No consultar con tu pareja aspectos relacionados con la organización de la boda

¡Que no se nos olvide que os casáis los dos! Aunque hay ocasiones en las que uno se involucra más que el otro, es recomendable que los dos os impliquéis en las decisiones más importantes de la boda 😉.

Recuérdale a tu pareja que éste también es su día, y que debe estar al gusto de ambos. Seguramente haya aspectos de la boda que le llamen más la atención, como puede ser la elección del menú o el alquiler de coches, por ejemplo.

3. No elaborar un presupuesto previo

Saber cuánto dinero os podéis gastar en la boda se convierte en algo fundamental para no salirse del presupuesto. Ya te contábamos cuánto cuesta una boda, así que es recomendable que tengáis unos límites establecidos para cada elemento y proveedor. No sólo llevarás un control, sino que también acabarás ahorrando.

4. Querer controlarlo TODO el día de tu boda

¡Esto resulta imposible! Está claro que cuando uno organiza cualquier evento quiere tener todo bajo control, pero debes saber que hay cosas que se escapan de nuestras manos, como por ejemplo el clima o si los invitados seguirán el dress code. Lo mejor que puedes hacer es respirar hondo, cuidar los preparativos de tu boda y disfrutar del día como te mereces 😌.

Seating plan

5. Contratar a un proveedor sin haber contrastado con otros

Organizar una boda implica contratar a una serie de proveedores que se encargarán de diferentes cosas como el catering, las fotografías, las invitaciones de boda… Hay parejas que contratan basándose en lo que han visto en otras bodas. ¡No es mala opción! Pero de todas maneras, siempre es bueno comparar un poco. ¡Así irás sobre seguro!

6. No tener en cuenta las necesidades especiales de los invitados

Esto afecta directamente a personas con movilidad reducida y a personas vegetarianas, veganas o con cualquier tipo de alergia o intolerancia. Lo más frecuente es que te comenten cualquier observación de este tipo nada más confirmar su asistencia. Sin embargo, hay muchas parejas que prefieren consultarlo en los tarjetones informativos.

7. Elegir una fecha sin valorar la disponibilidad de tus invitados

Vamos a ser realistas: si vas a celebrar tu boda durante un puente o unas vacaciones de navidad, existe un mayor número de probabilidades de que algunos amigos y/o familiares no puedan asistir si le pisan con viajes y demás.

elegir la fecha de tu boda

Nuestro consejo es que, si quieres celebrar una boda en fechas como las que te decíamos, es que avises a todos con la mayor antelación posible. ¡Así reducirás el número de bajas!

8. No pedir ayuda cuando la necesitas

Organizar una boda puede dar muchos dolores de cabeza, ¡lo sabemos bien! Por eso no es conveniente que esperes a los momentos de mayor estrés para pedir ayuda. Lo ideal es que pidas a dos o tres personas de confianza que se conviertan en tu apoyo. Muchas veces lo único que necesitarás es una segunda opinión, pero el simple hecho de que estén a tu lado te animará a continuar con todo.

Y si te ves muy saturado/a, puedes plantearte la opción de contratar a una wedding planner que te ayude con todos los preparativos.

9. Intentar que tu boda guste a todo el mundo

De todos es sabido que “el libro de los gustos está en blanco”. No sabemos cuántos invitados vas a llevar en tu boda, pero imagina a cada uno de ellos con su personalidad y gustos propios. Por eso, aunque los tengas presentes a la hora de organizar la boda, no olvides que sigue siendo vuestro enlace.

Obcecarse con que tu boda guste a todos va a hacer que te agobies más de la cuenta, ¡recuerda el punto 4!

10. No disfrutar del día de la boda

Los nervios suelen jugar malas pasadas, de hecho todos conocemos a novias que apenas pudieron probar bocado por culpa de los nervios o que no disfrutaron de la boda hasta que llegó la barra libre.

Después de todo el tiempo y esfuerzo que le habéis dedicado, sería una lástima que te prives de celebrar como se merece este día tan especial. Todo el trabajo duro ya está hecho, así que ahora toca pasarlo bien.

Como puedes comprobar son cositas muuuy básicas pero que pueden convertirse en una faena a posteriori. Así que respira hondo, cuida todos los detalles que estén en tu mano y deja que el resto fluya 😉.